jueves, 6 de agosto de 2015

ANFITEATRO NATURAL PREHISTÓRICO
EN  TERUEL, UN SANTUARIO DONDE SE REUNÍAN LOS CHAMANES.

   Hablaré de un lugar excepcional situado en Teruel, se trata de un inmenso anfiteatro natural, con unas propiedades acústicas excepcionales. Alrededor de todo el perímetro se hallan varios abrigos con pinturas rupestres, lo que unido a los resultados del estudio y pruebas de sonido casi podría afirmar que nos encontramos ante una auténtica catedral de la prehistoria, donde posiblemente se congregaban chamanes para alcanzar estados alterados de consciencia con fines místico-espirituales.

    El lugar es impresionante, se halla en los estrechos del Ro Martín, en un inhóspito recodo con forma circular formado por unas impresionantes paredes de roca totalmente verticales, como cortados a cizalla creando un anfiteatro natural con unas propiedades sonoras extraordinarias.
 
   Hace ya un año en este lugar acompañé a un grupo del curso de Fosfeismo Chamánico, en calidad de divulgador de culturas ancestrales y conexión espiritual en abrigos con pinturas. La noche anterior al evento sufrí una repentina enfermedad, posiblemente una gripe u otra enfermedad viral con elevada fiebre, y a mas inri las elevadas temperaturas del riguroso verano nos acompañarían a lo largo del día, debido a mi estado me planteaba sobre si cancelar mi asistencia. Pero algo me empujó a asistir y casi sin energías nos dirigimos andando hacia el lugar, recorrido que por cierto se me hizo interminable. Nada más llegar al enclave destinado y descansar, tuve una agradable experiencia mística así como una alteración espacio-temporal un tanto desconcertante, aunque que no comentaré más detalles por tratarse de una experiencia personal. Simplemente contaré datos del estudio e hipótesis demostrables con rigurosidad científica.
    Este año he vuelto a repetir mi labor pero en esta ocasión he hecho pruebas y análisis de sonido para poder desvelar que ocurre en este lugar. He conocido testimonios de primera mano de personas que pernoctaron y tuvieron que huir debido a sonidos de procedencia inexplicable y unos efectos mentales brutales que difícilmente pudieron soportar, y hablo de personas expertas en chamanismo, drogas enteogéneas, y una preparación espiritual de alto nivel habituados a este tipo de experiencias.

    En primer lugar comentaré el primer efecto sonoro del lugar; y es que cualquier persona situada en el perímetro del anfiteatro puede escuchar una conversación de otro interlocutor situado en cualquier extremo del circo, sin levantar la voz, para poderse hacer una idea del fenómeno y como ejemplo una ilustración; El guía del curso daba instrucciones a los componentes del curso que estaban situados a lo largo de todo el perímetro, estaba hablando con el volumen que se habla en cualquier una conversación normal, a pesar de estar situado a unos 150 mts. de distancia se le escuchaba perfectamente. Para poder analizar el efecto, realicé una grabación de vídeo donde se pueden ver a dos personas conversando a lo lejos (solo se aprecian dos puntitos), y sin embargo las voces parecen proceder de alguien situado a una distancia de no más de 10 mts.
    Otra experimento que realicé y que más me desconcertó, fue la de situar una grabadora de audio apoyada en un extremo del perímetro de la pared y registrar el sonido obtenido dando una serie de palmadas con la mano. El resultado de la grabación es la pista de audio que muestro a continuación;

video

    He de comentar que las voces que se oyen la primera mitad del registro son una pareja situada a unos 100 mts. que estaban conversando entre ellos. Pero lo sorprendente es el sonido de la segunda mitad; el de las palmadas. Éste al ser reflejado por las paredes, no produce un eco como podríamos esperar, sino una reverberación de efecto envolvente, obteniendo como resultado un sonido devuelto algo distinto. Se escucha un efecto sonoro acabado en un pequeño “binnng”; este zumbido o vibración se asemeja al ruido provocado por una bala disparada al rebotar en una roca, o al chasquido producido por un látigo. Este extraño fenómeno acústico también se produce en grandes monumentos de la antigüedad famosos a lo largo del planeta, donde se han realizado estudios de acústica por parte de equipos científicos, de todos ellos, solo mencionaré unos cuantos enclaves; La Camara del rey dentro de la gran pirámide en Egipto, Stonehenge en Inglaterra, Chavín de Huántar en Perú, Chichén Itzá en México donde llaman al sonido resultante el canto del quetzal, Altamira en España, y así un largo etcétera. Advierto que si se escucha el documento sonoro grabado por mi, apenas se puede apreciar este efecto, debido en parte a que los altavoces no pueden reproducir la fidelidad y gama de sonido producido por el altavoz natural gigante formado por las paredes del lugar. Pero una vez en casa me dispuse a analizar el sonido con un programa de edición y análisis de ondas sonoras. Eliminé el sonido inicial de mi palmada para solo estudiar el sonido reflejado, aunque los altavoces no son capaces de reproducir lo escuchado en directo, si aparece visible en el análisis espectral si que aparece registrado de forma visual en la gráfica de ondas. Seguidamente amplifiqué para ver mas detalles del sonido devuelto y este fue el desconcertante resultado;
   Como podemos apreciar en la primera imagen, al principio el sonido forma una mezcla de picos incoherentes sin ninguna armonía, pero hacia la segunda mitad (seleccionado en un fondo azul mas oscuro), estos sonidos se mezclan y forman una onda perfecta, tal como podemos visualizar en la selección ampliada de la segunda imagen, es decir se reconfiguran dando lugar a una ondulación en forma de hélice de manera totalmente distinta a la emitida, es decir, aparece un nuevo sonido armónico y ordenado en una frecuencia que se puede medir. Siendo el resultado una onda que oscila en la enigmática frecuencia de 110 Hz. ¿os suena?, Por los que no lo saben pasaré a explicar que esta frecuencia es la misma que la obtenida en los anteriores lugares del mundo que antes describí, y tiene la particularidad de llevar la mente humana a estados alterados de consciencia., Hay multitud de estudios y publicaciones hechas por psiquiatras y científicos entre ellos cabe destacar al Dr. Gaona que afirmó; "La frecuencia de 110 Hz influye en el cerebro, provoca en la persona una experiencia mística..." . En la última reunión sobre la consciencia en Helsinki en que tuvo el gusto de dirigir junto a compañeros de la Laurentian University se comentó lo siguiente; “Fundamentalmente analiza los efectos de ciertas frecuencias (110 Hz) sobre estructuras cerebrales. Este efecto es muy importante ya que su longitud de onda es muy similar al diámetro del cráneo humano (49,63 cm) por lo que es capaz de tener efectos por su potencia (3,5 x 10 ^-18) de tipo místico o sagrado.
Estos efectos se notan en ciertas zonas de cavernas donde se realizaban actividades chamánicas, lugares específicos de ciertas iglesias, templos, etc. y que permiten conectar (o tener a sensación) con fuerzas superiores o de tipo enteógenas (Dios).”
Devereux y un equipo de investigadores realizaron varios experimentos acústicos en lugares como las cuevas funerarias de Waylands Smithy en Berkshire y su búsqueda ofreció resultados inquietantes. “Las cámaras resonaban a una misma frecuencia de 110 hz. –asegura Deveraux- lo que equivale al tono bajo de un barítono”. Lo más sorprendente es observar cómo se comporta el sonido dentro de esas cámaras. “Si creas los sonidos con un tambor fuera de la cueva, andando en medio de un campo, el sonido se percibe cada vez más lejano. Eso no sucede dentro –explica el experto-. En el interior de la cavidad o en una cámara de piedra, la ola de sonido se va, rebota en los muros y regresa en forma de eco. Nosotros sabemos que este es el efecto de las ondas de sonido, pero el hombre prehistórico pensaba que se trataba de un hecho sobrenatural”.

   Otro ejemplo está en el Hal Saflieni Hypogeum, una construcción que data de hace  6 mil años y que se localiza en Malta, donde un grupo de científicos estudiaron la relación que existe entre la arquitectura del lugar, los sonidos que allí se generan y que repercutieron en la mente de los habitantes de aquella época.  “Se registró la actividad cerebral de voluntarios que fueron expuestos a distintas frecuencias de vibración”, dijo la experta en templos antiguos Linda Eneix, “Los resultados indicaron que a una frecuencia de 110 Hz, los patrones de la actividad de la corteza prefrontal cambiaron abruptamente, dando como resultado un desactivación relativa del lenguaje y un desplazamiento de izquierda a derecha que afectó la parte creativa y emocional. Este desplazamiento no ocurrió a 90 Hz o 130 Hz… Además de estimular el lado creativo de los voluntarios, parece que los sonidos de una frecuencia de 110 a 111 Hz, podrían activar el área cerebral donde reside el estado de ánimo y la empatía social. Deliberadamente o no, las personas que pasaron periodos prolongados en un ambiente dominado por este tipo de sonidos, se vieron afectadas en su manera pensar”.
Otra particularidad es que ya Pitágoras conocía esta frecuencia, denominándose “Afinación Pitagórica” esta frecuencia de 110 Hz.es la nota basica (LA1), que multiplicada da lugar a la escala cromática, que es la base del 90 % de la música que conocemos y solemos escuchar.
   A la vista de los resultados podemos concluir que el lugar era utilizado por chamanes o ancestros con un elevado conocimiento de otro tipo de ciencia; la capacidad del sonido para “mover energías” e inducir la consciencia hacia experiencias místicas así como la experimentación de realidades no ordinarias, incluso la alteración espacio-temporal. Podemos imaginar a decenas o cientos de personas en todo el perímetro los que mediante palmadas, toques de tambor, cánticos o mantras crearan un sonido envolvente extraordinario y con el resultado de esta fusión, consiguieran altos grados espirituales alcanzando niveles de consciencia muy superior al estado normal de la mente, de manera similar al estado producido por la utilización de plantas sagradas enteogéneas tipo ayahuasca, peyote, etc. Utilizando este conocimiento para diversos fines que en la actualidad desconocemos.
    Otra hipótesis es que en el período paleolítico-neolítico el clima era post-glacial, con mucha más abundancia en lluvias y temperaturas más frías que en la actualidad, con lo cual esta lugar podría ser un auténtico vergel, con regueros de agua o pequeños saltos de agua provenientes de la meseta superior en forma de pequeño valle desembocando el agua en este circo natural, imaginemos las miles de gotas de agua cayendo desde las alturas y la acústica resultante, obviamente el efecto generado en las mentes de aquellos ancestros podría ser demoledor.
    Un dato interesante es la presencia en los alrededores de la planta ruda siria, una especie utilizada en distintas culturas como planta de poder, o droga enteogénea con un alto contenido en DMT un compuesto psicoactivo común en diversas plantas utilizadas por chamanes, como la ayahuasca, siendo uno de los componentes principales, que induce a trances o viajes espirituales y una apertura de conciencia hacia realidades no-ordinarias. Este hecho tiene su importancia debido a la multitud de pinturas halladas en el entorno; espirales, lineas en zig-zag, recordando a serpientes, y una de ellas en la que se observa una especie de fuente manando de la cabeza o coronilla hacia el cielo, evidentemente se tratan de viajes oníricos o visiones; unas experiencias místicas que plasmaron en las paredes en forma de pintura.

Sin duda nos encontramos ante uno de los mayores santuarios a nivel mundial, siendo un anfiteatro natural utilizados en la prehistoria con evidencias gráficas en forma de pinturas en sus paredes, lo cual es reflejo de su utilización en tiempos muy remotos y de un elevado nivel de sabiduría o conocimiento natural que hoy día nos es muy difícil de comprender.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Compartir