martes, 5 de agosto de 2014

Tal como dije, este mes pasado hicimos pruebas en una expedición a los estrechos del río Martín, y en el abrigo de los chaparros se forma un anfiteatro natural, nos dispusimos varias personas en los extremos del lugar en forma de "U", y cual fue nuestra sorpresa, hablando con voz baja nos escuchábamos perfectamente estando a 3000 mts. de distancia, sin duda el lugar era elegido por sus cualidades acústicas excepcionales, hay que imaginar el sonido de los tambores y voces retumbando en este anfiteatro, inundando de sonido el lugar y llegando a los oidos por todas direcciones creando un onido envolvente que fácilmente inducía a experiencias en realidades no-ordinarias.
   Otro detalle que descubrí es un panal de Miel de abejas totalmente natural en una oquedad en la roca justo por encima de las pinturas, seguramente los ancestros conocían la formación y abundancia de enjambres en este lugar, por lo que sin duda lo sacralizaban siendo este lugar un auténtico santuario.

1 comentario :

  1. Todo un privilegio, un autentico placer estar presentes en este sagrado lugar donde lo místico y humano se conectan y sincronizan.
    Gracias Joan por revelarnos esta maravilla histórica.

    ResponderEliminar

Compartir